Posts etiquetados ‘vida’

ujjayi

Mercedes en la ducha se esforzaba por no pensar en nada: respira respira respira, se decía. Respira como Deshimaru. Deja ir como los monjes. No te apegues a ningún pensamiento.

Mercedes en la ducha quería poder lograr: que los pensamientos vengan, se muestren y los deje ir. Venir, mostrarse, dejarlos ir. Zazen, sólo sentarse y respirar se decía.

Mercedes en la ducha estaba ahí: intentando lo imposible: calmar la mente: detener el pensamiento: detenerse ella en el pensamiento.

Mercedes en la ducha vio venir a la deficiente emocional de su profesora de yoga. Después la voz del payaso de la oficina. Seguido de la cara de mal cogida de la compañera de la otra oficina. Volvió el perfil de su jefe, lo primero que venía del mundo al levantar los ojos de la pantalla. Los dejó ir.

(más…)

Día 1

La sorpresa

Arriba Meng, la necedad juvenil

Abajo K’un, lo receptivo

La imagen: El agua baja veloz y lleva todo a su paso. No es propicio moverse. Todo movimiento es desabarrancado por la la fuerza del raudal. Así como el raudal atraviesa las grandes calles de la ciudad de siete colinas, así la fuerza de la sorpresa atraviesa la existencia apática.

El hexagrama: Aplicado a los asuntos humanos, este hexagrama demuestra la fuerza con la que se manifiestan los actos humanos que no tienen antecedentes, inesperados. El poder de la sorpresa y el estado de asombro que provocan en el pueblo difícilmente pueden deslindarse de la locura. Mediante la quietud, el no movimiento, el hombre logra superar el estado de sorpresa. No dejarse cegar por el eco de la sorpresa es la clave del éxito.

MUTACIÓN

De la sorpresa a El dolor

Una habitación vacía. El eco de la sorpresa ensordecedor. Nada es propicio en la locura.

El dolor

Arriba Ken, manteniéndose quieto, la montaña

Abajo Sun, la docilidad, el viento

La imagen: El árbol sangra y no nada que decir. Todas las palabras se vuelcan para adentro. Los oídos sólo escuchan un llanto de niño pequeño. Nada que hacer frente al dolor. Sólo iniciar los trámites para que el circuito burocrático desanude la madeja. Así como la madeja se tejió con mentiras y suposiciones, así la fuerza de la verdad atravesará sus hilos dejándolos tensos y separados. Paciencia.

El hexagrama: Aplicado a las relaciones humanas, este hexagrama muestra la influencia de terceros en los asuntos propios. Nada será propicio prestando oídos a las habladurías. Nada es amable cuando los prejuicios reinan entre los gobernantes. La vida de los superiores se desprende de la vida del pueblo y allí, en ese vacío, está el dolor. Con paciencia y verdad se desprende el dolor. Rotundo éxito.

Una vez más Mercedes iba a forzar las letras para ajustarlas a las únicas palabras que conocía y que sin embargo no sabían decir nada de ella. Era como un mandato necesario, casi vital entre tanta palabra muda o ahogada que recorría sus días.

Y Mercedes pensaba en el amor y la vida como la misma cosa, sin darse cuenta que el amor y la vida fueron siempre dos buenas enemigas y que en nombre de la vida y sus responsabilidades; la vida misma le iba comiendo vida al amor. Así y contra todo pronóstico, Mercedes torcía su suerte y sentía un amor tranquilo/

que le estrujaba el alma en silencio/

que le alborotaba la mirada para dejarla ahí petrificada y muda ante el subibaja de la yarará que el amor, tranquilo, amor le producía en el ecuador de su cuerpo.

Y era entonces cuando a Mercedes le importaba muy poco la vida y la sucesión de los días o el odio en la oficina y esa forma tan violentamente enferma de ser de sus compañeros y el amor, tranquilo, amor lo inundaba todo, llenando el aire de olor a jengibre, hinchando los pulmones de cannabis y atajando cada bronca con la destreza inverosímil de Lance Amstrong.

Mercedes sabía que tenía que forzar las letras para ajustarlas a las únicas palabras que conocía y que sin embargo no decían nada de ella, así la yarará comía su amor y su vida.

Y otra vez todo tenía sentido. Amén.

coffeash

One flight down….now you know you’re wrong suena. Nuevamente casi por error, casi por destino, ella había puesto ese tema de Norah Jones en el reproductor mientras escribía las cosas que se escriben para sobrevivir; y una y otra vez la canción resonaba diciéndole algo, hablándole de frente, ¿a su corazón?, ¿a su cabeza? En momentos como estos solamente puede resignarse al sonido suavemente violento de la canción, condenándola al eterno repeat one, hasta que llegue otra canción para sacarla de este vuelo en el que sabe que puede equivocarse, en el que ha visto su cara mucho más vieja que lo que recordaba.

(más…)

Cenamos sopa de choclo y fideos con cebolla y perejil.

Tomo un té de boldo.

Me acuesto pasadas las 12.

Sueño que como un helado derretido de chocolate y frutilla y me da asco; el sueño sigue transitando por comidas repugnantes, aparece una montaña generosa de morcillas a la parrilla.

Me despierto a la madrugada. Asqueado, me digo que a la mañana con un té pasará.

Desayunamos con pan miel manteca y mermelada.

Lavo una manzana, la guardo en el bolsillo del saco.

Afuera heló.

Salimos juntos con mi novia y mi hija, vamos al centro, al trabajo.

Llevo la computadora para arreglar.

Paso a cobrar. A diez días del nuevo mes hay varias cuentas que pagar.

Mi hija sigue con dolor de cuello.

Almorzamos milanesa con papas.

A la siesta buscamos en la farmacia una barra de azufre. Paso de nuevo por el trabajo y pido que me conviden un cigarrillo. Servirá como remedio para quitarle el aire del cuello.

¿Para qué otra cosa servirá una barra de azufre?

Compro chocolate amargo y una revista de ciencia con una nota sobre hipocondría.

Hago tiempo en las librerías. Hay muchas novelas que parecen entretenidas. Paso varias páginas. Leo al azar distintos autores y encuentro comentarios sobre enfermedad y reflexiones sobre la vejez. Debo tener un imán para esos temas.

En la librería entrego dinero en mi cuenta.

No sé si quiero leer un libro o pasar el rato. Un libro es sólo eso, un acto solemne de perder el tiempo. No está esa novela japonesa que quiero.

Me falta colgar la ropa.

Es un arte inútil enumerar cosas.

Van Gogh y su tormentosa vida, satirizados por Muchachada Nui (quizás lo mejor de la TV española)….

Fragmento de la entrevista a Telesur que Mario Benedetti dio alguna vez. Su familia, sus recuerdos, su vida y su obra.

Adiós Don Mario, adiós.