Posts etiquetados ‘roberto bolaño’

Partimos de la premisa que no digo nada nuevo: Roberto Bolaño fue un inmenso poeta, Los perros románticos es el título que reúne gran parte de su obra en verso y es conocido por todos.

Hasta hace unos días el Bolaño poeta era totalmente desconocido por mí: siempre pensé que este chileno era un narrador de la puta madre, que no es poca cosa, y sin embargo con La Universidad Desconocida me desayuné con un poeta intimista y universal: doblemente no poca cosa.

A La Universidad… la compré por dos cosas: primero porque salía $10 con la edición de Página/12, y segundo porque andaba con hambre de una lectura cómoda que pueda llevar a todos lados y que sea leída en cualquier momento: la poesía es un buen alimento ante esta necesidad, pruebénlo.

Lo grato, lo novedoso es haberse encontrado con un Bolaño que es doblemente inmenso: que es íntimo y universal con igual intensidad. Que se abre desde su experiencia de vagabundeo por la viaja Europa para meterse de un tiro en tu vida, en lo que te pasa en ese mismísimo momento en que tus ojos recorren las letras de las palabras de los poemas del libro de Bolaño: simplemente hermoso, como pocas cosas!

Yo creía que había leído las palabras pa-ra-mí cuando Pizarnik me decía “Esta noche he visto pero no/nadie es del color del deseo más profundo”, pero en el centro mismo vino a arremeter Bolaño, desde un librito de edición económica, con “Esperas que desaparezca la angustia/mientras llueve sobre la extraña carretera/en donde te encuentras/Lluvia: sólo espero/que desaparezca la angustia/estoy poniéndolo todo de mi parte”.

Uno último, para convencerlos de los efectos felices del Bolaño poeta:

Ahora tu cuerpo es sacudido por

pesadillas. Ya no eres

el mismo: el que amó,

que se arriesgó.

Ya no eres el mismo, aunque

tal vez mañana todo se desvanezca

como un mal sueño y empieces

de nuevo. Tal vez

mañana empieces de nuevo.

Y el sudor, el frío,

los detectives erráticos,

sean como un sueño.

No te desanimes.

Ahora tiemblas, pero tal vez

mañana todo empiece de nuevo.

Gracias Bolaño, tu poesía me ayuda a soportar estos días.

Desde que me enteré que 2666 ganó los premios Max por mejor obra de teatro y mejor escenografía en España, me empeñé por encontrar un vídeo de la obra, aquí el resultado (no tan feliz):

Si bien un vídeo no le hace justicia a la maravillosa experiencia en vivo del teatro, se puede ver algunas cositas y estás no son tan agradables, pero en fin

La versión de teatro de la novela de Bolaño ha sido realizada por Alex Rigola y el Teatre Lliure. Los españoles (jaja) definen la obra como: “Quienes lo han visto coinciden en señalar que estamos ante uno de los espectáculos teatrales más importantes que se han hecho en nuestro país. Es más, aseguran que hay que degustarlo como se disfruta una gran obra de arte. Así pues, con esa intención iremos a ver 2666, la adaptación que Àlex Rigola y su Teatre Lliure han hecho del maravilloso libro del chileno-mejicano-español (jajaj) Roberto Bolaño, adaptado para la escena por el propio director junto a Pablo Ley.

Les ha salido un espectáculo de cinco horas. Pero que nadie se asuste, no hay más que recordar lo que nos ha pasado con Brook, Lepage, Lupa y otros famosos directores cuando nos han traído joyas con esa, y aún mayor, duración. Pues que nos han vuelto del revés y hemos salido con las manos rojas de aplaudir y el alma cantarina del contento. El libro póstumo de Bolaño está estructurado en cinco parte con argumentos bien diferenciados. Como ejes centrales, la enigmática figura de Benno von Archimboldi y los asesinatos de mujeres en Santa Teresa, convertidas en una metáfora escalofriante del enigma de la destrucción“.

bolano

Ahora que ando más libre se me da por leer 3 – 4 textos a la vez y marcar libros a granel, pues en ese ejercicio fue marqué algunos parráfos interesantes del 1º Manifiesto Infrarrealista de Roberto Bolaño.

A mi me andan sirviendo muchos estas palabras, espero que a ustedes también porque son inmensas, eso no hay que olvidarlo…

“Hasta los confines del sistema solar hay cuatro horas-luz; hasta la estrella más cercana, cuatro años-luz. Un desmedido océano de vacío. Pero ¿estamos realmente seguros de que sólo haya  un vacío? Únicamente sabemos que en este espacio no hay estrellas luminosas; de existir, ¿serían visibles? ¿Y si existiesen cuerpos no luminosos u oscuros? ¿No podría suceder en los mapas celestes, al igual que en los de la tierra, que estén indicadas las estrellas-ciudades y omitidas las estrellas-pueblos?”
-Escritores soviéticos de ciencia ficción arañándose el rostro a medianoche.
-Los infrasoles (Drummond diría los alegres muchachos proletarios).
-Peguero y Boris solitarios en un cuarto lumpen presintiendo a la maravilla detrás de la puerta.
-Free Money

(más…)

Ahora que Roberto Bolaño es reconocido por USA, se me dio por volver a estos fragmentos de la entrevista que alguna vez dio para la TV chilena, en el programa La belleza de pensar, de Cristian Warnken Lihn.

Hay que ver lo pelotudo que uno se pone ante figuras como éstas, tratando de ser incisivo e interesante, hasta el punto que da más risa que lástima. Y el poema de Mistral, jaja, me encantaría saber lo que Bolaño habrá pensado en secreto de la Mistral.

(más…)