Posts etiquetados ‘resistencia’

Hacía cosa de poco más de un mes que Mercedes pasaba todos los días por esa cuadra de la Vélez Sarsfield, a toda velocidad, claro. No se había preguntado por qué nunca había parado hasta hoy, cuando quedó clavada en el cordón de la vereda, entre el número 669 y 677 de la cuadra.

Mercedes se quedó encima de la Aurorita, ahí en la frontera que dividía la casa de su abuela y su casa de la infancia. Las fachadas de ambas casas eran tan distintas y a la vez tan iguales, que Mercedes se sacó los lentes de sol y se restregó los ojos para comprobar que lo que veía era verdad.

Ahí estaba Mercedes, clavada en el cordón de la calle, y una nena de unos 12 años salía del portón de la casa del 669. La seguía una niña más chica, de unos 5 ó 4 años. Las dos estaban descalzas y tenían cara de haberse escapado al sueño obligatorio de la siesta.

La nena de 12 años se acercó a Mercedes y elogió su bici. Se alejó corriendo a encontrarse con una barra que la esperaba en la vereda siguiente. La niña más pequeña, la miró de lejos y le dijo “estas vieja”.

No sé cuánto tiempo pasó Mercedes petrificada arriba de la Aurorita mirando a esas niñas. Pudo haber sido un segundo o la eternidad. Lo cierto es que Mónguica y Vimvula treparon al paraíso, que fue su nave; hicieron coronas con las flores amarillas del arbolito del clima; fueron y vinieron jugando a la embopa. Hasta se escondieron detrás de Mercedes cuando a Walter Rauch le tocó contar en la escondida.

Una señora de pelo gris corto salió a la vereda y las llamó a tomar la leche. Otra mujer morena sacó su Da-Dalt y encaró para la avenida Laprida. Ninguna saludó a Mercedes, pero ella las reconoció desde el pasado.

Mercedes se sacudió la nostalgia y siguió su camino por avenida Vélez Sarsfield. Quizás todo eso pasó porque la mañana anterior se había encontrado con la tía Nela, que le trajo su pasado en la cara.

Mientras Mercedes avanzaba a toda velocidad por la cuadra del 600 al 700 de la Veléz Sarsfield, una lágrima le dibujó el cachete y decidió que pasaría por esa calle lo que le reste de vida.

Hace más de seis meses que no me atrevía a teclear palabra por este espacio, un poco por haragana, un poco por la vida misma que no da tregua. Pero hoy me tomo unos minutos para invitarlos a este encuentro: se trata de ciclo Con Ton y Son que comienza este jueves 14 en el Cecual a las 21 y tiene como objetivo celebrar la palabra y el arte.

En la inauguración estarán el Chino Niveiro en guitarra y Leckott Zamora en voz y poesía para alegrar la noche, junto a la participación de Lucio Sodja. El ciclo es parte del trabajo del Ateneo de Escritores Corina Pittau, un espacio que gratamente me tiene como amiga y donde están muchos amigos, así que bueno, nada más que verlos el jueves 14 a las 21 en el patio del Cecual (Santa María de Oro 471).

(más…)

12 y 13 de junio desde la hora que quieras (14 hs está bien)
en El Diario de la Región, cooperativa la prensa
Don Bosco y José Hernández
(uno de los 5 medios de prensa escrita recuperados del país)
estaremos haciendo la f.l.i.a. que es

La Feria del Libro Independiente y Autogestiva, amiga, anárquica, autóctona, audible, a y a a aaa

(más…)

chacoprobrezahambre

Esta es la portada del diario Crítica de la Argentina …. en fin, ya saben o quizás no, pero da bronca y mucha tristeza. De Resistencia no tenemos nada….

Para bajarse la edición del 26-07-09 aquí.

reserva el yacare

En el borde mismo del ancho río, en la verde ribera del Paraná, se alza la Isla del Cerrito, pueblito chaqueño, antiguo leprosario de Argentina. Y allí, en el único vestigio de selva del árido Chaco, en la serpiente sinuosa del camino, marcada apenas por la espesa vegetación de sauces, palmeras y helechos, está la Reserva “El Yacaré”.

Recuerdo que era el tercero de nuestros viajes, lo llamábamos “el retiro espiritual”. Allí íbamos cada final  de año a lavar todas las presiones de la existencia en las aguas del río. Reglamentariamente éramos la tríada: el Gordo, Manuel y yo, aunque a veces solíamos llevar algún invitado. Ahora que el tiempo ha pasado y desde tan lejos, río arriba, puedo imaginar el ritual de planear el viaje , el sortilegio de la anchura misma de su playa, la ondulación de cada curva del camino que nos acercaba más al alto cartel de “Bienvenidos a la Isla del Cerrito, perla del Paraná”, en la memoria me galopa el pasado.

(más…)

No quería dejar en blanco el blog y aprovecho para saludar a todos los que amable y pacientemente visitan IsabelaVeneno a diario, como a los que no también.

Estamos por las 400 visitas diarias, algo que me pone muy contenta a sólo 4 meses de trabajo. Pronto estaremos festejando los 6 meses de vida con un concurso de cuentos y nuevo diseño, si todo va ok, así que los invito a que me acerquen propuestas en este espacio.

La idea es que el concurso de cuentos una a las dos ciudades de mi corazón: Resistencia y Asunción, con escritebrios de ambas márgenes (quisiera que estén todos, por favor).

Aún no sé como llamar al concurso, así que escucho ideas. La temática será el río, Paraná o Paraguay, según convenga. Los textos serán cortos, no más de 3 páginas. Me gustaría que de este concurso (qué no sé por qué lo llamo así) pueda salir un librito de cuentos, que espero que podamos sacar para la primavera con los amigos de Tercermundo (a quienes estaré comunicando con tiempo) y Quatrocci. También necesitaremos la ayuda de los dibujantos, así que Ozz y Gas, vayan reservando tiempo, papeles y lápices para el proyecto.

Horacio, vos te animarías a qué hagamos un CD interactivo con el libro?

Si se les ocurren algo mejor, pues bienvenido sea.

Qué tengan linda vida, días y amores!

derecho penal

Fue hace cinco o seis años o más. Un amigo había cobrado el dinero de un juicio luego de la muerte de su madre. Nunca habíamos visto tantos billetes de cien. Él los escondía en un grueso tomo de derecho penal. Se fueron gastando, los fuimos tomando. Ese verano nos enamoramos siete o diez veces. Y tomamos. Leíamos Bukowski y quizá, en secreto, era nuestro guía. Pero Buk ya no tiene ese sabor. Parece un farsante que intenta ser gracioso, y a veces lo es.

(más…)