Posts etiquetados ‘receta’

Pizza sin gluten

Esto de ser mamá se lleva todo tu tiempo y energía, más aún cuando una combina trabajo y maternidad. El tiempo privativo de una es un ideal que a veces se concreta cada 15 días o en esas horas libres del día que te deja el bebé, pero que rápidamente se las lleva el cansancio y el sueño.

Soy de las madres que que todavía se siente entre la espada y pared todavía por la falta de tiempo: por momentos lamentándome de no poder hacer tal o cual cosa; luego calmándome al verla a Eloisa sonreír o sorprenderse por cualquier nimiedad. La vida es bella me digo; y entre pañales, algún que otro llanto y juguetes, lo único que hago con el poco tiempo que tengo es pensar qué cocinarle para que coma bien y agarre el gusto por la comida y la cocina. A mi me gusta la pizza, es más el mundo sin pizza sería un error, así que ayer ensayé una pizza libre de gluten, hecha con almidón de mandioca, que es lo que tenía en casa.

(más…)

Capelittini carne ahumada

Hace poco más de dos semanas fui a pasar el cumpleaños de una amiga que vive en Sáenz Peña, una ciudad a 160 km de Resistencia. Allí, en la calle 12, está la cooperativa La Unión, un emprendimiento de los eslavos de la zona.

Croatas, servios, eslovacos, montenegrinos se juntaron para que podamos disfrutar de la chacurtería de su tierra natal en el corazón del Chaco. Si vas a Sáenz Peña, pasar por La Unión es una visita obligada. Podes encontrar carnes ahumadas, lomos, salchichas, quesos, salchichones, pollos ahumados: todos con el método tradicional de ahumado en tambores y a leña, nada de artefactos eléctricos.

El día que fui sólo había carne ahumada de cerdo: me traje un generoso pedazo y una pieza de queso casero. Delicias! Pensé en comerlos en una picada, pero un día se me antojaron unos capelettini, así que acá va la receta de capelittini con carne ahumada, un plato que lleva menos tiempo prepararlo que lo que tarda el delivery.

(más…)

Queso encurtido (1)

El pueblo mbya guarani cree que la cosa que es uno mismo, esa forma de vivir y sentir el mundo que nos rodea, tiene su asiento en el estómago, y cuando alguien me contó esta historia hace años ha, me sentí tan hallada en esa creencia porque encontré el lugar exacto de mi cuerpo en donde sentía el mundo y sus sabores. Realmente me cuesta mucho mucho trabajo comprender a las personas que dicen que “le da lo mismo comer cualquier cosa” porque sospecho que detrás de eso se esconde una indiferencia aplastante hacia la vida.

Dirán que tengo alma gorda y no me importa porque defiendo con todo mi paladar mi curiosidad y ganas de disfrutar de una rica comida y todos los días de mi vida es uno de los desafíos más interesantes el preguntarme qué comer. Más ahora que el tiempo es escaso y uno lucha porque el espacio de comer, ya sea desayuno, almuerzo o cena, sea un momento para uno, para detener la celeridad de las cosas y sentarse a disfrutar de ese plato que te acerca los sabores del mundo. En ese vaivén, hay días en que el mundo es un yogur apurado y solitario en la oficina y otros en que es un banquete colectivo en el que se disponen quesos, carnes, vegetales, panes recién horneados, amigos, familia y uno piensa que el cielo es igual a la tabla que se sirve en el centro de la mesa. Encontrar el equilibrio en ese vaivén es la clave.  Y para cuando te agarre un día de celebración no puede faltarte la receta de este queso en conserva.

(más…)

1351904590575

Vamos con una de italianos: pasta caprese, un plato que conjuga las tres condiciones de la cocina cotidiana: es rico, es sano y es fácil de preparar. Cuando pienso en lo que muchos gastan (y gastamos a veces) en delivery, se me vienen a la cabeza un montón de estas recetas que podes hacerla en menos de 30 minutos: lo mismo que tarda el motomandado en llegar a tu casa.

Decía que esta pasta es deliciosa porque combina una de los mejores maridajes de la cocina de todo el mundo: el sabor cítrico de la albahaca, la untousidad del queso y el aceite de oliva y la frescura del tomate…qué más podes pedirle a la vida? Esta pasta caprese es un invento mío que salió de convidar estos cuatro ingredientes, en esos días que no tenés en la heladera y tenés un hambre atroz.

No es nada del otro mundo y bien vale como receta de verano e invierno porque esta pasta caprese se debería comer todo el año, religiosamente!

(más…)

IMG_20120612_142254

Ahora que llegó el frío a todos nos abre el apetito un buen plato de cuchara: están los que sueñan con un puchero como Dios manda; los que mueren por una sopa de verdura; los exquisitos de las sopas crema de champiñones o queso; y están los angurrientos como yo que matan por un guiso de lentejas.

Mi fanatismo por el guiso de lentejas me vino de grande, porque cuando pequeña odiaba el guiso de mi abuela: era una receta para valientes, que además de un caldo espeso y oscuro de unos lentejones inmensos, venía con chorizo colorado, trocitos de panceta, una costeletita de cerdo y como si fuera poco, rociaba cada plato con una mezcla de queso parmesano rallado y huevo duro picado; ¿quién se anima?

Mi estómago no aguanta semejante destreza de sabores, pero hice la adaptación vegetariana y tengo testigos (gracias Caro y Lucas po animarse) que pueden asegurar la ricura de este guiso de lentejas que no tiene nada de insípido!

(más…)

baozi o min pao

Hoy vamos con una de orientales: la receta de los baozi o min pao (como los llama la cocina chifa), que básicamente son como unas empanadas al vapor con vegetales, que se consumen mucho en la cocina china.

Para aquellos que le pica la curiosidad y no se animan a hacerlos en casa, les cuento que este domingo 28 desde las 17:30 estaré con un puesto de baozi en la Food Rave, en la Casa de las Culturas. Los precios son bien populares, prometen buena música y comida, qué más se puede pedir?

Como verán el baozi es casi a los chinos lo que el chipa para nosotros y acepta muchas variantes, la receta de hoy y la que haré en la Food Rave es la clásica de masa al vapor con un relleno de zanahoria, repollo y ajo salteados en salsa de soja y salsa de ostión, delicioso no?

(más…)

Magdalenas con pasas (1)

En su libro Comer y beber a mi manera, Manuel Vincent dedica un capítulo entero, con mucha sazón y certeza, al “gusto por la memoria”. En el final, el malvado crítico culinario de Ratatouille se reconcilia con el universo al probar la reinvención de la receta de su madre: una  muestra más de que el gusto por la memoria es lo que moviliza sartenes y ollas.

En ese gusto por la memoria, por encontrar el sabor único que nos devuelva a ese pasado feliz, perseveramos todos los días para que este presente trunco (como decía Julio Córtazar) sea menos desabrido y se impregne de nuevos gustillos, aromas y colores. Hoy le toca a uno de los sabores más adictivos: el dulce, y el dulce en la pastelería básica es un manjar a los que pocos se pueden negar.

(más…)