Posts etiquetados ‘literatura de los perros’

palabras

Leyendo Papel en blanco me anoticio de que existe una ley para medir las palabras más usadas y menos usadas en la escritura universal. Se trata de la Ley de Zipf, creada por el lingüista George Kingsley Zipf de la Universidad de Harvard (otra vez los yankis queriendo medirlo todo, no?).

Pues bien, esta ley establece que “un pequeño número de palabras son utilizadas con mucha frecuencia, mientras que frecuentemente ocurre que un gran número de palabras son poco empleadas“. Para aplicar este método a un texto, el mismo debe tener como mínimo unas 5.000 palabras, y se calcula la palabra que más aparece de acuerdo a un tabla. La más usada se convierte en la palabra rango.

(más…)

Estos son las 2 primeras partes de la conferencia que Borges dio en el 1977 en le Teatro Coliseo de Buenos Aires.

Había postergado subirlas por el chauvismo literario del que se me acusa (injustamente), pero recordé lo que me dijo el autor de Mensajeámena en sopor de los festejos de la presentación de su libro: “Krei, Borges es uno de mis escritores preferidos como Shakespea….. grorjjrjrytyr74748 (silencio, olvido por el alcohol)“, así que esto va dedicado a Javier Viveros, el pariente que visita las tierras de África.

No quería dejar en blanco el blog y aprovecho para saludar a todos los que amable y pacientemente visitan IsabelaVeneno a diario, como a los que no también.

Estamos por las 400 visitas diarias, algo que me pone muy contenta a sólo 4 meses de trabajo. Pronto estaremos festejando los 6 meses de vida con un concurso de cuentos y nuevo diseño, si todo va ok, así que los invito a que me acerquen propuestas en este espacio.

La idea es que el concurso de cuentos una a las dos ciudades de mi corazón: Resistencia y Asunción, con escritebrios de ambas márgenes (quisiera que estén todos, por favor).

Aún no sé como llamar al concurso, así que escucho ideas. La temática será el río, Paraná o Paraguay, según convenga. Los textos serán cortos, no más de 3 páginas. Me gustaría que de este concurso (qué no sé por qué lo llamo así) pueda salir un librito de cuentos, que espero que podamos sacar para la primavera con los amigos de Tercermundo (a quienes estaré comunicando con tiempo) y Quatrocci. También necesitaremos la ayuda de los dibujantos, así que Ozz y Gas, vayan reservando tiempo, papeles y lápices para el proyecto.

Horacio, vos te animarías a qué hagamos un CD interactivo con el libro?

Si se les ocurren algo mejor, pues bienvenido sea.

Qué tengan linda vida, días y amores!

grafiiti

Mi patria es la vida,
ésta en la que sangro,
y no esa muerte presurosa
llena de
vivos gordos hambrientos
que exprimen esta patria
sin temor al desenfreno
y
me exigen sin vergüenza
que
viva apenas con mis penas
viendo manso
cómo nos
matan sin temores
disfrutando luego
de la
mucha sangre acumulada.

Mi patria es
la tierra roja,

no la colorada,

es esta calle gris
que cual sábana razante
se extiende pegadita
al lado mismo
del asfalto negro
que inunda nuestros pasos.
Es una noble casa de alquiler
en un noble
barrio
que sabe su nombre
como sabe de su barro,
y las hojas mágicas
que sin tiempo
se deslizan leves
desde un tajy inclinado
en una oculta calle
del pantano aguerrido
que libera soledades.

(más…)

incendio

Encendió la cerilla de la cajita de fósforos, por un instante el fuego iluminó, levemente, su cara y el cigarrillo que empezaba a fumar. El necesario calor del humo ingresaba en sus pulmones hasta que exhaló el humo  y  se sublimó con el inicio del anochecer y el olor a alcohol. El anochecer iniciaba la rutinaria travesía de ocupar todos los rincones del pequeño cuarto sin luz eléctrica del departamento 2B de la calle Cerro Corá 641.

Si  mirase por la ventana vería los edificios iluminarse de bombillas de luz y neón, escucharía a lo lejos una riña callejera y el eco de los gritos de un vendedor ambulante ofreciendo sus últimas chipas. Pero Villasboa no miraba la ventana, estaba recluido entre la cama y el ropero abierto. Fumaba por inercia y a ratos tomaba con amargura su caña clandestina mirando fijamente al ropero y la habitación se llenaba de noche, recuerdos y pensamientos.

(más…)