Posts etiquetados ‘cocina’

Muchas cosas están ocurriendo en mis días, pero este especialmente viene siendo un año difícil para encontrar la disciplina y la constancia, en casi todos los aspectos de mi vida. Al principio decidí preocuparme por este espíritu disperso que me habita, hoy a julio ya me resigné a que será así e iré haciendo lo que pueda, cuando tenga tiempo y ganas.

En este modo me asaltaron unas ganas tremendas de hacer pan casero: probé muchas recetas en estos años, algunas al dedillo y otras improvisadas, con los más diversos resultados. El azar me regaló un pan que sigue fresco dos días después; no estaba nada ácido y tenía una textura crujiente por fuera y suave miga por dentro. Para saber el secreto vas a tener que meterte en esta receta de pan casero a mi manera.

(más…)

Pizza sin gluten

Esto de ser mamá se lleva todo tu tiempo y energía, más aún cuando una combina trabajo y maternidad. El tiempo privativo de una es un ideal que a veces se concreta cada 15 días o en esas horas libres del día que te deja el bebé, pero que rápidamente se las lleva el cansancio y el sueño.

Soy de las madres que que todavía se siente entre la espada y pared todavía por la falta de tiempo: por momentos lamentándome de no poder hacer tal o cual cosa; luego calmándome al verla a Eloisa sonreír o sorprenderse por cualquier nimiedad. La vida es bella me digo; y entre pañales, algún que otro llanto y juguetes, lo único que hago con el poco tiempo que tengo es pensar qué cocinarle para que coma bien y agarre el gusto por la comida y la cocina. A mi me gusta la pizza, es más el mundo sin pizza sería un error, así que ayer ensayé una pizza libre de gluten, hecha con almidón de mandioca, que es lo que tenía en casa.

(más…)

IMG_20131123_222121

Cocinar no sólo se trata de alimentar el cuerpo sino de alimentar el alma, celebrar las relaciones y cerrar una vez más ese lazos con la gente que uno quiere porque en el acto de cocinar se esconde una muestra más del cariño. Incluso si uno ejerce la cocina como profesión tampoco esta ausente esa caricia que uno sirve en el plato, al menos en el buen ejercicio de la gastronomía.

Y esto fue un poco lo que pasó el sábado pasado entre mi madre, mi hermana menor y yo: nos juntamos a comer en una fecha especial de nuestra familia. Era el aniversario de nacimiento de mi abuela, que ya murió hace 8 años, pero que hubiese cumplido 88. Entre las copas, la mesa al aire libre y esta receta de pasta con que hay que improvisé, la Gladys también se sentó en nuestra mesa y nos acompañó, mientras en la charla renovamos ese lazo que nos hace hijas y madre.

A la salud de mis muertos, de mi madre, de mis hermanas, que la vida se ríe más fuerte que la muerte en muchos días!

(más…)

arroz y salteado

No me gusta nada que me digan qué tengo que hacer y mucho menos qué comer, pero tendré que irme acostumbrando a esto porque mi dieta deberá cambiar drásticamente con el diagnóstico de hipotiroidismo y pre diabetes.

Menos harinas blancas, nada de dulces y cervezas, pocas salsas y cremas pintan un panorama un tanto desabrido, al que uno le pone sabor a fuerza de voluntad. Se viene el reinado de las verduras crudas; de las vinagretas y mucha mucha mucha mucha fruta, que me encanta. Ya veremos cómo ponemos a trabajar la imaginación para no perder un ápice de intensidad en el paladar; mientras sucedes esto va una receta de salteado y arroz para chuparse los dedos.

(más…)

IMG_20130622_134238 Ahora que llegó el calor y las verduras bajaron un poco, podemos hacer esta receta de pasta tricolor, que combina tomate, pimientos rojos, brocoli, champiñones, con una reducción de salsa de soja y jengibre. El jengibre es una de las especias que da sabor a la cocina oriental y junto a la salsa de soja hacen una dupla deliciosa para pastas y arroces en verano. Además, la pasta tricolor es super fácil y rápida de hacer: en 20 minutos tenés un plato rico y saludable! (más…)

Focaccia

Cuando comienza a hacer calor se me antojan las comidas al aire libre de noche, y que el amigo Mario prenda esa parrilla para hacer panes, carnes y verduras. No tenemos muchas ocasiones de celebrarnos así, pero cuando sucede comemos como si fuera la última cena.

Estoy adicta a la pizza a la parrilla y ahora quiero ir por más: probaré en la mesa una focaccia a las brasas a ver qué sale. Mientras planeamos el experimento, vamos con esta receta de focaccia de verano, un clásico que tenés incluir para la picada nocturna.

(más…)

Queso encurtido (1)

El pueblo mbya guarani cree que la cosa que es uno mismo, esa forma de vivir y sentir el mundo que nos rodea, tiene su asiento en el estómago, y cuando alguien me contó esta historia hace años ha, me sentí tan hallada en esa creencia porque encontré el lugar exacto de mi cuerpo en donde sentía el mundo y sus sabores. Realmente me cuesta mucho mucho trabajo comprender a las personas que dicen que “le da lo mismo comer cualquier cosa” porque sospecho que detrás de eso se esconde una indiferencia aplastante hacia la vida.

Dirán que tengo alma gorda y no me importa porque defiendo con todo mi paladar mi curiosidad y ganas de disfrutar de una rica comida y todos los días de mi vida es uno de los desafíos más interesantes el preguntarme qué comer. Más ahora que el tiempo es escaso y uno lucha porque el espacio de comer, ya sea desayuno, almuerzo o cena, sea un momento para uno, para detener la celeridad de las cosas y sentarse a disfrutar de ese plato que te acerca los sabores del mundo. En ese vaivén, hay días en que el mundo es un yogur apurado y solitario en la oficina y otros en que es un banquete colectivo en el que se disponen quesos, carnes, vegetales, panes recién horneados, amigos, familia y uno piensa que el cielo es igual a la tabla que se sirve en el centro de la mesa. Encontrar el equilibrio en ese vaivén es la clave.  Y para cuando te agarre un día de celebración no puede faltarte la receta de este queso en conserva.

(más…)