Archivos de la categoría ‘Lo que escucho’

Viste cuando una canción se queda en tu cabeza y pasan los días y vos estás repeat one all day long? Bueno, así me pasó con este hermoso descubrimiento: la versión de Willie Nelson de Crazy.

Según Google, esta canción apareció en el disco Patsy Cline Showcase de 1961 y fue premiado con el primer salón de la fama de los Grammy. La versión de Patsy es divina, al viejo estilo con esos coros maravillosos en segundo plano, pero Willie, oh Willie Nelson! Se lleva mi total atención con esa cadencia tan exquisita de su voz que hace tremendamente trágica y profunda la sentencia de la canción “loco, por pensar que mi amor podía sostenerte”.

No sé quién es el autor de la letra, tampoco está explícito, pero es una hermosa canción de amor que habla de la locura que es el amor y de la pretensión a la que nos conduce: pensar que podemos curar al otro, sostenerlo, ser el soporte. Como dice Alejandro Dolina en Lo que me costó el amor de Laura: “mi mentira de amor vale más que ese horror que ustedes llaman verdad” y debe ser que por esto seguimos, descabellados, intentando hacer del amor esta muleta.

Para este fin de semana largo, les recomiendo hacerse un minutito para bailar con esa persona especial, a media luz y en la cocina,  alguno de los inmensos temas de este disco: Summertime: Willie Nelson sings Gershwin.

 

Sí, te bendigo a vos que me escupís tu ira/

Te bendigo a vos que negas los derechos de los que me rodean/

Bendigo al odio del poder que desangra campesinos en Canindeyu.

Sí, te bendigo a vos que me negaste tu mano/

Te bendigo a vos que hablas a mis espaldas/

Bendigo el ego que no nos deja ver que todos somos humanos.

Sí, te bendigo a vos que me mostras mi monstruo/

Te bendigo a vos que medis mi humanidad por lo que tengo o no/

Bendigo el apego, que poco a poco nos va dejando.

How was I to know that this was always only just a little game to you?
All the time I felt you gave your heart I thought that I would do the same for you.

Tell the truth I think I should have seen it coming from a mile away,
when the words you say are,
“Baby I’m a fool who thinks it’s cool to fall in love”.

If I gave a thought to fascination I would know it wasn’t right to care,
Logic doesn’t seem to mind that I am fascinated by the love affair.

Still my heart would benefit from a little tenderness from time to time, but never mind,
Cos Baby I’m a fool who thinks it’s cool to fall in love.

Baby I should hold on just a moment and be sure it’s not for vanity,
Look me in the eye and tell me love is never based upon insanity,
Hear the way my heart is beating every other moments fleeting.

Kiss me now,
Don’t ask me how.

Cos Baby I’m a fool who thinks it’s cool to fall,
Baby I’m a fool who thinks it’s cool to fall,
And I would never tell if you became a fool and fell in love.

Baby I’m a Fool, Melody Gardot

To PFA

Lo único que en la música persiste y prolifera, escribió Gandini, es el proceso mismo de composición (…) Un pianista insomne busca, en la noche, los restos de una música que se ha perdido. Son siempre pasos en la nieve: marcas silenciosas en una superficie blanca. Allí se encierra el sonido de los sueños.
Retrato del artista, en Formas Breves, de Ricardo Piglia.

No voy a hablar de fútbol, aunque la edición lo requiera. Si voy a hablar de una forma de la tradición: el folklore; y si tensamos un poco la interpretación de eso que llamamos “tradición”; el fútbol y el folklore entran en ese vastísimo universo de la tradición argentina, lo que nos deja libre de crimen y castigo.

El folklore, como expresión musical argentina, tiene tantos matices y sonidos como la extensión misma de este país bicentenario. De la Quiaca a Ushuaia va mudando de color y olor su ritmo, en tonalidad con el semblante de sus habitantes y ejecutantes.

El canon folklórico establece que al nordeste argentino le corresponde un timbre que llaman chaqueño: chamamé, polca, chacarera o takirari son algunas de las pieles en las que se nos presenta el folklore chaqueño. El folklore chaqueño es entonces un ritmo que abraza fraternalmente, por encima de las fronteras, al Gran Chaco; extendiéndose del noreste de Santiago del Estero a Paraguay, con un paso firme en Formosa, Chaco y norte de Santa Fe, hasta el litoral correntino y misionero.

En esta estepa, mitad desértica, mitad verde-selvática, es donde surge en la escena formoseña Nde Ramírez: un proyecto artístico multidisciplinar que es simplemente un escándalo de ritmo, movimiento e imagen en vivo.

****

(más…)

Just hold me tight and tell me you´ll miss me/while I´m alone and blue as can be/dream a little dream of me

Gracias a alguien conocí a Melody Gardot, último y gustoso descubrimiento musical.

Aquí Some Lessons, tema de su disco Worrisome Heart para escuchar con las luces apagadas y los ojos bien cerrados.

Well, I’m buckled up inside
Miracle that I’m alive
Do not think I can survive
On bread and wine alone

To think that I could have fallen
A centimeter to the left
Would not be here to see the sunset
Or have myself a time

Well, why do the hands of time
so easily unwind?

(más…)

Cada 2 ó 3 días se me enrosca la memoria y se presenta con fuerza la cara de La Elsa a la vuelta de su trabajo. Esta señora, mi señora madre, es tamaña obrera, a la que le caben todas las infernalidades descritas en las inmensas páginas de Tiempos Difíciles de Charles Dickens.

Y escuchando este tema, la recordé con fuerza, sobre todo “porque ella nunca dejé que me muera/ Y por ella no me quiero morir/ Tampoco que se me muera mi vieja/Pero yo se que el destino es así”….

Porque sin ella nada sería posible….