Archivos de la categoría ‘Lo que debería leer’

1491746_10202589419154512_1045905403_n

Jebuzito me trajo dos libros, uno de ellos es Comí, el último de Martín Caparrós. Creo que no leí nada de él después de La guerra moderna o La historia. Un poco porque lo perdí en el camino, otro porque pensaba que fueron las mejores cosas que escribió y todo lo demás era vyrorei editorial, como él mismo lo dejó entrever en una entrevista.

Antes de Navidad di con la entrevista que le hacían por Comí en la Ñ  y flasheé: más por el título que por otra cosa. Los libros que me gustan mucho me asustan: no sé cómo reseñarlos y poner en palabra eso tan inmenso que me abren. Así que acá le va un fragmento de esta cruza interesante entre crítica existencial, clase de cómo escribir un monólogo y ficción forzada de la vida cotidiana, todo en su versión más intensa como sólo el bigotes lo sabe hacer. 

(más…)

la fundación de japón tapa

La fundación de Japón es la nueva novela de Lucas Brito Sánchez, conocido en como poeta y cronista. La presentación fue el jueves en Las Chatas Bar y estuvo comandada por dos consagrados de literatura chaqueña: Rocío Navarro y Miguel Ángel Molfino. El libro fue publicado por Librería Contexto, a quien se agradece la apuesta por lo local,  y forma parte de los títulos de la Colección Mulita, dirigida por Mariano Quirós y Pablo Black, que esta vez se lucieron con el cuidado de la edición. Las palabras del autor se completan con las ilustraciones de Sebastián Curutchet, en tapa, y Jarumi Nishishinya en el interior. Lo encuentran a $78 en la librería, en French e Irigoyen.

(más…)

Hace más de seis meses que no me atrevía a teclear palabra por este espacio, un poco por haragana, un poco por la vida misma que no da tregua. Pero hoy me tomo unos minutos para invitarlos a este encuentro: se trata de ciclo Con Ton y Son que comienza este jueves 14 en el Cecual a las 21 y tiene como objetivo celebrar la palabra y el arte.

En la inauguración estarán el Chino Niveiro en guitarra y Leckott Zamora en voz y poesía para alegrar la noche, junto a la participación de Lucio Sodja. El ciclo es parte del trabajo del Ateneo de Escritores Corina Pittau, un espacio que gratamente me tiene como amiga y donde están muchos amigos, así que bueno, nada más que verlos el jueves 14 a las 21 en el patio del Cecual (Santa María de Oro 471).

(más…)

La cocina es alquimia de amor

Guy de Maupassant

 

Comenzar estas líneas citando a un escritor es un vicio de la literatura, pero a la vez ese empujón que necesitaba para animarme a juntar en un libro la experiencia de la cocina, que al fin y al cabo para mí, es la historia de mi corta vida.

Si bien no soy chef profesional, cocinar y comer son dos pasiones que atraviesan mi vida. Parece un cliché, pero mi relación con la comida comenzó cuando era chica, viendo cocinar a mi abuela y a mi madre. En la cocina de mi casa, mi abuela era la reina, que todos los días ponía a funcionar la alquimia de los fogones, que luego devorábamos en la mesa. A mis 8 ó 10 años algunos de esos platos eran verdaderas torturas imposibles de masticar, pero hoy con la madurez de la digestión que dan los años, son auténticas reliquias de una cocina casera de antaño, casi en extinción.

(más…)

Tras el exitaso de Poemas con famosos, Tony Zalazar me invitó a formar parte de este engendro, que dio en llamar Parrincesto. Este viernes 21, a las 21, en el bar de la Casa de las Culturas se promete lectura, música y arte en vivo, así que los pueden, vayan!

Acá la reseña lúcida del zar editorial Tónico:

Después del vilipendio antológico de “Poemas con Famosos” el Ananga Ranga Taller no madura y lanza esta nueva antología enfermiza que surge del indiscreto deseo de conocer y exhibir qué poema ajeno rescatan los poetas de la vasta biblioteca universal. Tarea ardua o misión imposible, elegir Un poema entre los tantos leídos y relamidos en la vida. Pero este deseo impertinente, atizado aún más por la curiosidad, no se conformó con el apriete electivo, sino que nos impulsó a solicitarles que expliquen brevemente el atractivo que dicho poema ejerce sobre ellos, poetas-lectores. Y para finalizar, ya obsedidos por el fisgoneo, les demandamos sin escrúpulos que intenten una nueva versión del poema elegido.

(más…)

Como no podía ser de otra forma, arruino el chiste del título y sí: Así era el indio de Marcelo Nieto,este inmenso amigo al cual hoy me toca acompañar en la publicación de su último libro.

Así era el indio comenzó a gestarse en la cabeza de Nieto vaya a saber uno hace cuánto tiempo, pero creo que lo comenzamos a ver como real en los interrumpidos encuentros que tuvimos el año pasado en su cúbilo de El Diario de la Región, el mismo que alguna vez compartí con él. Y casi como quien no quiere la cosa a noviembre pasado le dieron el sí para hacerlo y Nieto comenzó su epopeya de lectura e investigación para hacer esta fabulosa compilación que es Así era el indio.

(más…)

No sé cómo llegó a mis manos el manuscrito de la novela Tan lejos que olvidar volver, quizás de pura desidia, como sostiene su personaje, Fernando Funes. Pero lo cierto es que allí, con una lucidez bien acertada para mi estado anímico, Funes plantea que todo debe ser olvidado y eso se me antoja a la actitud de Heidegger cuando dejó de escribir porque ya no había nada en el lenguaje para nombrar el dasein.

Quizás la clave, no tan sólo de estos días que me resultan un hastío insoportable, sea esto: olvidar. Olvidar para no volver, ni siquiera a los lugares comunes en los que se sostiene la vida cotidiana. Olvidar con empeño de burro empacado. Olvidar esa nostalgia que nos lastima. Olvidar tu nombre, todos los nombres acuosos de mi memoria. Olvidar para que no duela porque la memoria es presencia de la ausencia y la ausencia es presencia del paraíso perdido, eso que ya no vuelve como dice el tango.

Hoy necesito olvidar, pero olvidar ya, de la noche a la mañana y ahí está el yeite: no se olvida de un sopapo. Olvidar lleva su tiempo, su paciencia, su devenir, su espacio. Es como borrar día a día el costado frío de la cama: tu recuerdo. Como desempolvar esta telaraña en los ojos que nos teje la cotidianidad. Como escupirle a la nada.

Quisiera que mañana el día me despierte con un olvido tan rotundo que ni siquiera me permita respirar.Para sacarme este recuerdo de todo lo que hace de mí este despojo de mujer.

Amén.