Receta de pan casero

Publicado: 6 julio 2017 en Lo que cocino
Etiquetas:, , , , , , ,

Muchas cosas están ocurriendo en mis días, pero este especialmente viene siendo un año difícil para encontrar la disciplina y la constancia, en casi todos los aspectos de mi vida. Al principio decidí preocuparme por este espíritu disperso que me habita, hoy a julio ya me resigné a que será así e iré haciendo lo que pueda, cuando tenga tiempo y ganas.

En este modo me asaltaron unas ganas tremendas de hacer pan casero: probé muchas recetas en estos años, algunas al dedillo y otras improvisadas, con los más diversos resultados. El azar me regaló un pan que sigue fresco dos días después; no estaba nada ácido y tenía una textura crujiente por fuera y suave miga por dentro. Para saber el secreto vas a tener que meterte en esta receta de pan casero a mi manera.

Pan casero
Ingredientes para 8 mendrugos de 150 gramos cada uno

500 gramos de harina con levadura incorporada (tipo Pureza)
150 gramos de harina 0000
2 cucharadas generosas de polvo para hornear
1 pocito de café de aceite de oliva
600 ml de agua apenas tibia
3 cucharadas generosas de sal
1 cucharadita de azúcar

Preparación

Primero tamiza las dos clases de harinas junto con el polvo para hornear y el azúcar. En la mesada, vuelca las harinas y arma una corona: por los bordes exteriores, rocía las 3 cucharadas de sal, en el interior de la corona coloca el aceite y comienza a incorporar el agua. Es importante que la temperatura del agua sea apenas menor que tibia, eso ayudará a no matar las bacterias que intervienen en la levadura. Recuerda que si la temperatura del agua es superior a 26º, las bacterias mueren y no sube la masa.

Una vez que vayas amasando, incorporando el agua, vas a tener una masa que apenas debe pegarse a los dedos: no debe ser muy pegajosa. Amasa por 10 minutos y deja reposar con un paño húmedo en un lugar seco y sin luz por 1 hora. Pasado este tiempo, desgasifica con movimientos enérgicos, siempre usando algo de harina para que fluya la masa.

Coloca la masa en una asadera enmantecada y enharinada para el horno, formando panes de 150 gramos cada uno. Realiza un corte con un cuchillo encima de cada pan. Deja reposar por 30 minutos más y lleva a horno precalentado a 200º hasta que estén dorados.

Degustación

Con lo que quieras y lo mejor que con el añadido del polvo de hornear, que no es algo común, quedó un pan muy suave y rico al paladar, que mantiene frescura hasta dos, tres días después. Nosotros lo comimos con una carne al horno y verdes, estuvieron geniales los sanguches!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s