Pizza libre de gluten (receta)

Publicado: 16 agosto 2016 en Escritores, Lo que cocino
Etiquetas:, , , , , ,

Pizza sin gluten

Esto de ser mamá se lleva todo tu tiempo y energía, más aún cuando una combina trabajo y maternidad. El tiempo privativo de una es un ideal que a veces se concreta cada 15 días o en esas horas libres del día que te deja el bebé, pero que rápidamente se las lleva el cansancio y el sueño.

Soy de las madres que que todavía se siente entre la espada y pared todavía por la falta de tiempo: por momentos lamentándome de no poder hacer tal o cual cosa; luego calmándome al verla a Eloisa sonreír o sorprenderse por cualquier nimiedad. La vida es bella me digo; y entre pañales, algún que otro llanto y juguetes, lo único que hago con el poco tiempo que tengo es pensar qué cocinarle para que coma bien y agarre el gusto por la comida y la cocina. A mi me gusta la pizza, es más el mundo sin pizza sería un error, así que ayer ensayé una pizza libre de gluten, hecha con almidón de mandioca, que es lo que tenía en casa.

Por qué libre de gluten se preguntarán: bueno, la pediatra de Eloisa no quiere que coma gluten hasta el año así no desarrolla celiaquía, así que estamos en este universo libre de gluten probando algunas opciones.

Pizza libre de gluten
Ingredientes para 2 pizzas de 10 cm de diámetro

Para la masa
1/2 taza de almidón de mandioca
1 chorrito de aceite de maíz
1 yema de huevo
Agua cantidad necesaria

Para la salsa
1 tomate en fruta
1 pizca de orégano
1 pizca pequeña de azúcar (para quitar la acidez)

Para armarla
Queso sardo o reggianito rallado

Preparación

La verdad es que la masa fue un invento y las proporciones son todas intuitivas, así que si necesitan modificar la receta, adelante! Para hacer la masa mezclen todos los ingredientes en este orden en un bol: el almidón de mandioca, el aceite de maíz y la yema de huevo. Mezclen y amasen hasta que se integre todo: van a tener una masa dura, de acuerdo a esto van agregando el agua hasta que sea apenas chirle, es decir, que este firme pero blandita. Reserven en la heladera.

Para la salsa, pongan el tomate a hervir en una olla, previo cruz con el cuchillo en cada extremo así se puede sacar la piel fácilmente. Después de 10 minutos, sacan el tomate y le quitan la piel. Corten el tomate a la mitad, quítenle las semillas y lo pisan. Una vez que tengan el puré, agreguen el azúcar y el orégano, mezclen y reserven.

Con el horno precalentado a 180º, estiren la masa, previamente dividida en dos bolos, con la mano en dos círculos de 10 cm de diámetro y pongan en la asadera a cocer. Cuando la masa esté apenas cocina en la base, añaden la salsa de tomate y el queso rallado. Cocinen por 10 minutos más o hasta que la pizza tenga base.

Degustación

Como verán, la receta no tiene sal agregada más que la del queso. Mi objetivo con Eloisa es que coma con la menor cantidad de sal y azúcar posible, para que pueda disfrutar de los sabores de los alimentos, más o menos tal cual son. La degustación es a diente libre, aunque a Eloisa le costó un poquito porque la masa es un tanto chiclosa y ella aún no tiene dientes, sólo corta con sus encías.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s