Abrí la puerta de la casa y ahí estaba el horror de no verte en la escena/

era el eco ensordecedor de la puerta golpeando el marco en la casa vacía, un retúnnnn que se extendía más allá de las palabras.

 

No había nada: la expresión más cabal de no verte en la escena/

y sin embargo estabas ahí en esa nada vaporosa, llena de no verte en la escena.

 

Cerraba mis ojos y allí estabas: tan llenando cada parte de la oscuridad con no verte en la escena.

 

Ese espacio insalvable entre yo y los demás era el tamaño de mi esperanza de no verte en la escena/

y donde quiera que vaya te llevaba.

 

Juré que jamás habría un no verte en la escena y que amaría hasta las lágrimas a cualquier marmota que se me cruce por dejar de no verte en la escena.

 

No había caso: la ausencia sería la más perfecta de las formas de tu presencia.

 

comentarios
  1. Edu dice:

    No verte en la escena es un poco perderse de vista…. aunque haya ausencia, estoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s