Les Etoiles

Publicado: 4 septiembre 2010 en Literatura Resistente

Desde el cansancio. El absoluto cansancio de una jornada que se mide en 7 días laborales intensos. Desde la absoluta ausencia tuya. Desde la omisión de la que me culpan. Desde los días reneganados que atrasan un encuentro postergado hasta el final de los días. Desde la licencia en que me dejo estar. Y sin embargo y por encima de todos los problemas, obstáculos, de esto que llamamos vida y que suele tejer en la telaraña de la cotidianeidad en nuestros ojos he sido afortunada por múltiples razones.

Me guarda el cariño de mismis.

Me espera tu abrazo.

Me alegra tu sonrisa.

Me entusiasma el alma la insistencia.

Me agobian las ganas de explicación.

Me exaspera este tiempo, que puedo pensar y diagramar.

Y sobre todo puedo comer, reír, amar, vivir, tomar, dejar, elegir, sonreír y volver a llorar con un sólo gesto tuyo-suyos.

Sin culpa: ser feliz. En mitad del pozo, en el llano de lo inesperado, esperando la unión.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s