Hay pequeños gestos que producen un quiebre, del cual en la mayoría de las veces es difícil volver. Por ejemplo se me antoja el mínimo gesto de dejarse uno seducir por una pollera o un pantalón que nos son el de tu pareja, permitiendo que hable la calentura en un buen revolcón y chan!, sobreviene el engaño.

Muchos podrán estar de acuerdo. Otros tantos no. Pero lo cierto es que después de que te acostaste con alguien que no es tu pareja la cosa se entiende como adulterio, cuernos, traición, por más que para uno no hayan significado más que un-buen-revolcón. Tras la condena deviene el quiebre, esa rajadura allí en la confianza de la pareja que no se tapa ni con el Sol. Ahora bien, en el más feliz de los paisajes, tu pareja te perdona y allí comienza el proceso de reconstrucción. Cómo lograr eso, no me pregunten. Lo cierto es que por más esperanza que uno intente la herida nunca termina de cerrar, está ahí como la humedad del techo. Como esa mancha que no se va de la camisa blanca. Como la luz roja del tanque del coche vacío. Como la invitación eterna a engañar a tu pareja todos los días con cualquier loca o loco que se te cruce. Como el timbre del teléfono sonando. Como la noche y el día que se sucede. Como el interminable tick tack del reloj. Como los dedos que galopan el teclado de las burradas dichas en relación a Arquitextos.

Porque de esto quería hablar, aunque mucho ya se haya dicho: la estúpida polémica levantada, desde el circo mediático y la chabacanería política del Chaco, no invitan a pensar este hecho más que como un quiebre: una rajadura, casi abismal, que nos muestra el conservador y oscuro espíritu que guía el ser de la sociedad chaqueña. Más aún cuando el puesto de trabajo de una persona está en juego, mientras se cuestiona la credibilidad de otros muchos escritores chaqueños.

El inmaculado Estado Chaqueño no admite en su seno palabras como concha, pija, poronga, empanada. No acepta, que antes que nada y por encima todo, somos seres sexuales que cogemos, chupamos, lamemos, mordemos, apretamos y estrujamos nuestros sexos. No acepta que esto es lo que hace posible la vida, especialmente en su sentido más animal: como reproducción de la especie. Parece ser que para el Estado Chaqueño sus habitantes, particularmente maestros y niños, no comen, no cagan, no vomitan, no escupen y todas esas cosas asquerosas e impropias que dicen los poemas cuestionados de Arquitextos.

Después del triste revuelo, de la muestra clara de estupidez que nos agobia, vale preguntarse por la confianza en la que estaba basada la dupla entre los que pensaban que algo era posible y los que quieren más de lo mismo en el Chaco. ¿Cuáles fueron los cimientos de esta confianza y quiénes la hicieron? ¿Es posible hoy la reconstrucción? ¿Cómo se tapará esta rajadura abierta entre los hacedores culturales chaqueños tras el affaire Arquitextos?

Mónica Kreibohm

comentarios
  1. Alfredo dice:

    Respondo a la última pregunta: Tal vez, tal vez, aprovechando los espacios de debate que generar estas “polémicas” para comprender que en el fondo (sí, quizás allá lejos a tres mil metros de profundidad, pero en el fondo al fin) buscamos que las palabras son para usarlas y no para que queden encerradas en una piecita para siempre. Algunas de ellas, claro.

  2. Abipon dice:

    Un hombre de edad avanzada le dijo una vez a su hijo: “hijo te he dado lo mejor que yo pude, y, te conte todo lo que se de la vida, ahora que eres adulto, te digo algo mas: decide lo que mejor te parezca siempre estare aqui para darte mi amor, haz lo que quieras, pero hazlo bien; pero si lo haces mal, que no te agarre la policia.
    Avanzar con inteligencia , de eso se trata. Si empiezas a colocar una escalerilla de domino si no tienen cudidado en el momento de colocar la ultima ficha parada, se les caen todas en un instante. LO VALIOSO DE TODA LA ACCION SON EL CONJUNTO DE IMPRESIONES REALIZADAS; EL CONJUNTO DE ACCIONES RECONTRA POSITIVAS DEL INSTITUTO Y DIRECCION DE LETRAS, ARQUI-TEXTOS PARECIESE SER ESA FICHA QUE PROVOCO EL TEMBLOR DEL PULSO, o REFERENCIANDO AL CONSEJO DEL PADRE… LOS AGARRO LA POLICIA Y LES QUEMO TODA LA BIBLIOTECA. ¿HAY VALENTIA PARA BANCARSELO PARADOS SIN SER OBLIGADOS A ARRASTRASE, TIENEN ACUMULADO PODER PARA BANCARSE, BANCAR ARQUI-TEXTOS, BANCAR A SU GENTE, A TODA SU GENTE?

  3. Sonia dice:

    El problema de opinar desde una distancia que no posibilita tener no sólo la información completa del escenario al que pretendo referirme, sino una cabal interpretación de las diferentes miradas en pugna en ese escenario, es que uno termina siempre derrapando o navegando en una mera superficie de frases hechas o afirmaciones que sólo detentan la pretención de contundentes o sustentables (“el oscuro espíritu que guía el ser de la sociedad chaqueña”; “el puesto de trabajo de una persona está en juego, mientras se cuestiona la credibilidad de muchos escritores chaqueños”???), escritas más bien en busca de la autosatisfacción o la complacencia de un pequeño círculo de adeptos compulsivos a “la estúpida polémica”, “el circo mediático” (aunque sea en la red), y a la “chabacanería política” que surge de un ostentoso e iluminado analfabetismo político.
    El episodio dio y da, en realidad, pie para avanzar en un debate que podría ser muy rico acerca de diversas cuestiones. En realidad, varios debates. Lamentablemente, los voceros obstinados en el mero ruido, incapaces de despejar las diferentes facetas que este escenario ofrece, abortan todos los días la posibilidad profundizar los análisis y reflexiones.
    Entonces, lo único que pueden expresar –y de lo que se sienten orgullosos, convencidos de que esto constituye el núcleo de la cosa- es la queja por la libertad de utilizar un manojo de palabras que consideran (¡!) ellos mismos escandalosas, y que repiten hasta el hartazgo en sus peroratas, como auténticas banderas para combatir la “estupidez” de una sociedad “de oscuro espíritu” que los “agobia”.
    Patéticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s