Primera carta, por Mónica Kreibohm

Publicado: 29 junio 2009 en Literatura Resistente
Etiquetas:, , , , , ,

colectivo

Esta mañana cuando juntos íbamos en el colectivo, así abrazados, mientras el día despuntaba en una esquina de la ciudad; y sin embargo ya como estando tan lejos el uno del otro, como anticipando esta fe de ratas al amor que me obliga a comenzar a explicarme esta absurda distancia que se teje entre mis ojos.

Y si acaso te dijera algo, como siempre ensayarías la sonrisa y el abrazo profundo que me estampa en tu pecho, repitiendo que no es así, que aún te sorprendés como el primer día; sin embargo sabiendo, en lo hondo sabiendo, que el tiempo es una inclemente máquina que ha lamido tus días.

Y entonces callo, callo. Mientras bajo del colectivo y desde la vereda veo tu rostro en la ventanilla, que se aleja tristemente sonriendo.

Y también escribo porque no queda otra.

comentarios
  1. Courthès dice:

    “Cuando ya nada se puede hacer se escribe. Es el único modo de comprobar que uno existe aún en la fijeza mortuoria de la escritura.”, Augusto Roa Bastos, “Metaforismos”, (Yo el supremo ), Barcelona, Edhasa, 1996.

    de primer exergo

    en

    “MEMORIAS DE UN MUERTO: EL VIAJE SIN RETORNO DE AMADO BONPLAND”
    Novela
    Eric Courthès

    ( en proceso de traducción de)

    “MEMOIRES D’UN MORT: LE VOYAGE SANS RETOUR D’AIME BONPLAND”, Paris, L’Harmattan, août 2009

    Iker Bonpland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s