La moneda, por Zazen

Publicado: 29 junio 2009 en Literatura Resistente
Etiquetas:, , , , , , , , ,

moneda eva peron

El viaje no dura más de veinte o veinticinco minutos en remis.

En colectivo, treinta y cinco.

Alguien (por comodidad, llamémoslo L) lleva imágenes de la ciudad como algo incómodo,
como marcas de varicela.

Llovía y había un perro en la parada.

Y una chica en sandalias y pantalón cortito tiembla.

Tiene el pelo mojado y muy negro y pegajoso de grasa.

No es linda. Tiene lindos pezones.

L pasa despacito la mano en la cabeza del perro.

A la casa a la casa” le grita la chica, lo patea
y se saca con la boca un anillo que parece un bulón de camión
y se lo tira en las costillas.

El perro chilla.

El chofer rechazó la moneda de dos pesos de Evita, edición dos mil dos.

También se la rebotaron en una estación de servicio.

Le explica que la moneda todavía circula.

El chofer en su puta vida la vio. Le pasa un billete de cinco.

En otra parada sube algo flaco.

Tiene un pantalón embarrado
un balde blanco y una melenita mal cortada
atada con un grueso gogo rojo.

Se hace señas con el chofer.

Se ríe con pocos dientes.

Se queda en la escalerita de la puerta.

No se hablan. El de gogo dice cosas con las manos.

El colectivo para. Baja.

El de gogo muestra un dedito, con la otra forma un agujerito
por donde pasa el dedito
entra y sale entra y sale el dedito.

L controla el vuelto de los cinco, no vaya ser que el chofer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s