Cuatro paredes, relato de Eduardo Barreto

Publicado: 11 mayo 2009 en Literatura de los perro
Etiquetas:, , , , , , ,

cuatro paredes

Camino tres pasos y el puente se mueve, corro para alcanzarlo y se pierde en el horizonte. La angustia me invade por no conseguir al menos tocar la baranda, apoyar el pie en algunos de sus maderos y poder así cruzar ese espacio vacío.

Todas las noches sueño lo mismo: el puente, el vacío, mis ganas de avanzar. Qué pasa si pienso en soñar con el pasado, pero como nunca recuerdo de dónde vengo y qué precisamente estoy haciendo, entre estas cuatro paredes, el cansancio me gana.

Lo seguro es la sensación de que me falta algo, como un miembro. En la oscuridad se esclarece lo escaso, tengo los diez dedos, los dos brazos todo en perfecta simetría. Seguro que la espera y esta inanición me hacen delirar.

Busco el punto exacto en donde siempre fijo la mirada, el techo, con sus vigas y esas telarañas sin presas. Cierro los ojos para volver a ver, el horizonte, con sus colores difuminados, el puente, el vacío y de nuevo las ganas que se inyectan a mis pies para correr, alzar la mano y sujetar a ese pedazo de madera que vive, que se escapa, que tiene como profesión lo fugitivo.

El puente se pierde, las ganas me abandonan y de pronto estoy mirando el techo. Y luego la puerta. Alguien llama, dando tres golpes y espera. Estoy soñando.

Golpean de nuevo.

Primero el sueño repetitivo, luego no saber por que fuerza extraña uno repite todos los días las mismas acciones. Este ruido y sus deseos de entrar a mi dormitorio-casa-jaula.

Cierro los ojos, estoy soñando seguro. Más que nunca necesito el puente, el horizonte, las telarañas sin presas. Pero ¿Por qué el miedo? ¿Y si el visitante viene a contestar mis preguntas? ¿Y si él tiene la fórmula para capturar al puente?

Intento que la oscuridad me traiga el sueño… El ruido de nuevo, los tres golpes a la puerta de manera sincronizada.

Los dedos de los pies me ordenan que me levante, que me deshaga de las sábanas y abra.

¿Quiero? ¿Esto puede cambiar con el sólo hecho de abrir una puerta? Y.. ¿si la puerta también se escapa?

Los golpes otra vez. A estas alturas ya parecen martillazos.

Yo sé que estoy solo en todo esto, quien puede venir a querer conocerme, con mis miedos y toda esta habitación que cargo sobre las espaldas, construida con los traumas de infancia y una cama que se levita del suelo gracias a mis suspiros.

El golpe ahora más insistente hace que la puerta tiemble. El puente me saluda por la ventana. El horizonte empieza a girar como una ruleta. La cama hace contacto con el suelo, mis suspiros se terminaron. Solo la respiración fría empaña los cristales imaginarios.

Debo atender, no queda otra. Pongo todas mis fuerzas y salto de la cama para agarrar el picaporte, dar las vueltas necesarias y dejar que lo externo invada mi espacio.

Las bisagras ahuyan de tan desvencijadas, mi mano abre con mucho esfuerzo.

Y ahí, frente a mí, la figura de un gran hombre con una bandeja que brilla.

Acerca lo que trae entre manos para que lo ataje.

Sus ojos están vacíos. Los míos no aguantan tanta luz.

El almuerzo! me dice con una voz entrecortada. Vuelvo a mirar sus ojos, su rostro.

Y el recuerdo da una ayuda.

Dice que vuelva a la cama, que mañana a la misma hora vendrá otro enfermero con la medicina.

*Eduardo Barreto, entre muchas cosas, un amigo, un diseñador, un profesor, una persona que anda escribiendo de forma sitemática y muy bien, algo que pocos hacemos.

comentarios
  1. rockopy dice:

    muy bueno! grande profe

  2. Isabel Lima dice:

    maravilloso relato
    enhorabuena Edu

  3. Ann Lee dice:

    Una vez mas oprimiste el botón que dice “piel de gallina” =) Cuanto orgullo!! ^^

  4. vero dice:

    te trasmite esa inestabilidad que a veces sentimos
    crisis existencial total!

  5. Edu dice:

    Gracias a todos por comentar… lo de piel de gallina es sencillamente tan gráfico…

  6. Matunguita dice:

    Excelente profe, suelo leer en tu orkut tus poemas!!! Guau!! Éxitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s